Medicamentos anorexígenos

Los anorexígenos, más conocidos como "pastillas de dieta", son medicamentos que actúan directamente sobre el sistema nervioso central para crear un efecto estimulante y suprimir el apetito.


Hay muchas marcas diferentes de pastillas anoréxicas en el mercado, que van desde la píldora de cafeína tradicional hasta medicamentos recetados como la fentermina.

Fármacos Anorexígenos

Noradrenérgicos

Serotoninérgicos

Anfetaminas

Dexedrina®, etc

Dexfenfluramina

Dipondal®

Anfepramona

Delgamer®

Fenfluramina

Ponderal®

Clobenzorex

Finedal®

Fenproporex

Antiobes retard®, Dicel®, Grasmin®, Tegisec®

¿Qué hacen las pastillas anorexígenas?

Las personas generalmente toman anorexígenos por una de dos razones (y a veces ambas). Algunas personas usarán estas drogas para ayudarlas a sentirse más enérgicas, especialmente después de una noche de poco sueño.


Algunos ejemplos comunes de medicamentos anorexígenos que puede encontrar sin receta médica incluyen cafeína y efedrina, los cuales pueden ayudarle a sentirse más despierto y alerta.


Estos medicamentos también pueden usarse para ayudar a suprimir el apetito, lo cual es muy útil para aquellos que desean perder peso sin la sensación de constante hambre. Cuando tomas un estimulante, activa las señales de estrés de tu cuerpo, a menudo conocido como la respuesta de "luchar o huir".

Esta respuesta suprime la producción de una hormona llamada grelina, un neuropéptido que induce el hambre, y aumenta la producción de una hormona llamada leptina, que es un supresor del apetito. Cuando hay menos leptina en su cuerpo y más grelina, tiene hambre. Por otro lado, cuando tu cuerpo produce menos grelina y más leptina, te sientes satisfecho.

Los anorexígenos noradrenérgicos

afectan el sistema nervioso en los reguladores del apetito y presentan acción estimulante un elevado riesgo de causar adicción. Por lo anterior, han sido retirados de la mayoría de los mercados de los países europeos. De todas maneras, al fin de tres a ocho semanas de tratamiento pierden su efecto en el sistema nervioso afectando los reguladores del apetito.

Los anorexígenos serotoninérgicos

afectan tambien el apetito de los individuos, pero no tienen el efecto estimulante que tienen los anorexigenos noradrenergicos, por lo que no hay riesgo de causar adiccion. El efecto de estos puede durar por un año. Pueden producir efectos secundarios como la hipertensión pulmonar. Además se han observado ciertas perturbaciones cardíacas en sujetos que han seguido el tratamiento conjunto de fenfluramina y fentermina.