Dieta TLC


Creada por los Institutos Nacionales de Salud de Educación sobre el Colesterol, la dieta (TLC) está avalada por la Asociación Americana del Corazón como un régimen saludable para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. La clave es irrecortando drásticamente en grasa, grasa saturada en particular. La grasa saturada (grasa de carne, productos lácteos de leche entera y los alimentos fritos) tienen colesterol malo, lo que aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Eso, junto con la limitación estricta de la ingesta diaria de colesterol y comer más fibra, puede ayudar a controlar el colesterol alto.

¿Cómo funciona la dieta TLC?

Empiece por elegir su nivel de calorías objetivo. Si su única preocupación es la reducción del colesterol, la meta es 2.500 por día para los hombres y 1.800 para las mujeres. ¿Necesita bajar de peso, también? Baja a 1.600 (hombres) o 1.200 (mujeres). A continuación, elimina las grasas saturadas a menos del 7 por ciento de las calorías diarias, lo que significa comer menos productos lácteos altos en grasa, como la mantequilla, y abandonar las carnes grasosas como el salami. Y no consumir más de 200 miligramos de colesterol en la dieta al día. Si después de seis semanas el colesterol no se ha reducido en aproximadamente 8 a 10 por ciento, añade en 2 gramos de estanoles o esteroles de plantas y 10 a 25 gramos de fibra soluble cada día. (Fibra soluble y estanoles y esteroles vegetales ayudan a bloquear la absorción de colesterol del tracto digestivo, lo que ayuda a disminuir el colesterol LDL. Estanoles y esteroles se encuentran en los aceites vegetales y ciertos tipos de margarina, y están disponibles como suplementos también.) En la dieta TLC, vas a comer muchas frutas, verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, pescado y aves sin piel. Exactamente cómo cumples con estos lineamientos depende de ti, aunque ejemplos de planes de comidas están disponibles.

Cada día, podrás mantener la carne a un mínimo (no más de una porción, y cambia a pollo sin piel y pavo o pescado); comer 2 a 3 porciones de lácteos bajos en grasa o sin grasa, disfruta de frutas y hortalizas, ​​y de 6 a 11 porciones de pan, cereal, arroz, pasta, u otros granos.

¿Va a perder peso?

Incierto, ya que la dieta TLC fue diseñado para mejorar los niveles de colesterol, no para la pérdida de peso. Pero las investigaciones sugieren que, en general, una dieta baja en grasas tienden a promover la pérdida de peso.

¿Tiene beneficios cardiovasculares?

Sí. En la comunidad médica es ampliamente aceptada definición de una dieta saludable para el corazón. Un patrón de alimentación con pesados, ​​ frutas, verduras y granos enteros siempre ayudará.

¿Puede prevenir o controlar la diabetes?

Pocos estudios han examinado efecto del TLC sobre la diabetes. Sin embargo, el estudio diario de la aterosclerosis y la trombosis mencionó que la dieta TLC redujo significativamente los niveles de insulina en ayunas de los participantes con el colesterol alto. Eso es importante porque los niveles elevados de insulina pueden predecir si una persona va a desarrollar diabetes tipo 2. (El grupo normal de colesterol no cambió apreciablemente los niveles de insulina en ayunas.) En general, la mayoría de los expertos consideran como un patrón de alimentación como el TLC promueve la prevención de la diabetes, y hace hincapié en los alimentos adecuados y desalienta los equivocados.