Laxantes para perder el peso


  

Muchas personas están recurriendo a los laxantes para adelgazar por sus rápidos resultados. Pero, ¿Son los laxantes seguros y realmente funcionan manteniendo el peso a raya?

Este artículo revelará todo lo que hay que saber acerca de los laxantes y la pérdida de peso.


Hay una buena razón de porqué los laxantes ayudan a la pérdida de peso, y la razón es porque ayudan a digerir la comida mucho más rápido. Desafortunadamente tomar laxantes (sea regularmente o no) puede ser una experiencia extremadamente dolorosa.

Cómo Trabajan los Laxantes.

Los laxantes son fabricados para actuar de forma más o menos como una esponja y, en efecto, absorber los fluidos del cuerpo y luego se liberan a través de las heces.

Los efectos perjudiciales de los laxantes para bajar de peso 

Lo que sucede a menudo es que la gente comienza a depender de los laxantes para crear un moviendo normal de los intestinos. La verdad es que el consumo diario de un laxante es extremadamente dañino y debe evitarse a toda costa. 
Si el estreñimiento es una razón para el uso de laxantes, entonces es mejor beber grandes cantidades de agua sobre una base diaria y asegurarse de que su dieta está llena de alimentos ricos en fibra. También es una buena idea estar activo durante todo el día. Cereales ricos en fibra son una buena manera de aliviar el estreñimiento.
Los medicamentos no son tan eficaces cuando se mezclan con laxantes 

Otro efecto secundario de los laxantes es que si se está tomando medicamentos de otro tipo, éstos serán menos eficaces.


Los laxantes y pérdida de peso.

Si se está usando o pensando en usar laxantes para perder peso, entonces se sugiere pensar en utilizar otra cosa. Nunca se perderá grasa con laxantes, pero se perderán los productos de desecho y el agua. 

El uso excesivo de laxantes y el abuso es ahora un método comúnmente utilizado para la pérdida de peso. No sólo no se va a perder peso, sino que también se estará dañando al cuerpo en sus esfuerzos para producir pérdida de peso rápida. 

Nunca hay una buena razón para tomar laxantes para bajar de peso. Si usted no está comiendo lo suficiente, el uso de laxantes será aún más dolorosa ya que no se ha comido las suficientes calorías para que los desechos se muevan a través de los intestinos.
Desafortunadamente, otro efecto secundario de los laxantes, es que el cuerpo estará liberando una gran cantidad de agua, por lo que el cuerpo pensará que necesitará retener agua. Como resultado, el uso de laxantes ha causado que se retenga más líquido que anteriormente.
Mientras se crea que los laxantes son una manera rápida de perder peso, no sólo se perderá peso, sino que al final tendrán el efecto contrario y hará que se retenga más agua y por ende estar más hinchado.