Consejos para mejorar el metabolismo


Metabolismo es un término utilizado muy a menudo en la pérdida de peso y muchas personas no entienden lo que es el metabolismo y el papel que desempeña en bajar de peso. El metabolismo es un término usado para describir la velocidad en la que el cuerpo quema calorías. Los jóvenes y los que no están con sobrepeso tienen un metabolismo más rápido lo que simplemente significa que pueden quemar calorías más rápido. Al quemar calorías más rápido son capaces de mantener su peso actual o si aceleran su metabolismo, pueden bajar de peso más rápido. Hay muchos factores que afectan el metabolismo y éstos incluyen la edad, sexo, peso y niveles de actividad. A pesar de que hay muchas maneras de mejorar tu metabolismo, que resultarán en una bajar de peso que sea más eficiente, nosotros hemos reunido aquí las 5 mejores maneras de incrementar el metabolismo.

1. Mantén tu estómago ocupado y el proceso de quema de calorías activo

Una de las maneras más eficientes para impulsar tu metabolismo es mantener el proceso que quema calorías activo. Puedes hacerlo dándole a tu cuerpo comidas pequeñas, pero frecuentes durante el día. Este es uno de los consejos para bajar de peso más comunes y es sugerido por todos los planes y programas de dieta. En vez de comer tres comidas grandes, en su lugar puedes ir por pequeñas comidas cada 2-3 horas. De esta manera le darás tiempo suficiente a tu cuerpo para romper las calorías consumidas en energía. Por otro lado, si consumes muchas calorías a la vez, tu cuerpo no puede procesarlas y como resultado, la energía se transfiere a la reserva, comúnmente conocida como grasa.

2. Come alimentos que aumenten la tasa metabólica

Algunos alimentos tienen características especiales que se dice que incrementan el metabolismo. Tales alimentos y bebidas son: té verde, sopa, comida picante, pomelos, manzanas, peras, brócoli y chocolate negro. En general las frutas verdes y vegetales pueden ayudar al cuerpo a quemar más calorías mientras que los alimentos picantes pueden aumentar la temperatura del cuerpo, lo que a su vez aumenta la cantidad de calorías que tu cuerpo puede quemar. Además varios estudios científicos identificaron que los productos lácteos bajos en grasa, la carne magra y, en general los alimentos que son ricos en proteínas, puede dar un impulso al metabolismo.

3. Ejercicios cardio y ejercicios de entrenamiento de la resistencia

Si le preguntas a un entrenador físico ¿cuál es la mejor razón para hacer ejercicios de cardio, como los aeróbicos, la respuesta más común que se obtiene es: "Por que pueden incrementar el metabolismo". Esto es así porque estas actividades aumentan la tasa de latidos del corazón, lo que a su vez hace que el proceso de quema de calorías sea más rápido. Si bien esto es cierto, también es cierto que el impulso metabólico, puede ser temporal y se ralentizará a medida que los latidos del corazón vuelven a su ritmo normal. Aquí es donde los ejercicios de entrenamiento de fuerza (por ejemplo, levantar peso) entran en acción. Con el levantamiento de pesas y los ejercicios de entrenamiento de fuerza se pueden reemplazar los tejidos de grasa con más músculos. Tener más músculos en el cuerpo le permitirá a perder calorías en reposo. Los músculos son los únicos tejidos en todo el cuerpo que puede quemar calorías. Esta es también la razón por la cual los atletas y las personas que hacen ejercicio regularmente tienen un ritmo metabólico más rápido que las personas que llevan una vida sedentaria.

4. Nunca te saltes el desayuno

Muchos expertos sugieren que nunca se debe omitir el desayuno y hay una buena razón para ello. El desayuno es importante por muchas razones, y una de ellas es que puede poner en marcha tu metabolismo. Durante el sueño el cuerpo está en reposo y el metabolismo se ralentiza. Si te saltas el desayuno, tu metabolismo se mantendrá lento hasta el almuerzo, pero no será capaz de hacer frente a la gran cantidad de calorías consumidas y como resultado, una gran cantidad de calorías no se quemarán. Por otro lado, comiendo un buen desayuno se despierta el metabolismo y se acelera el proceso de quema de calorías. Además terminarás consumiendo menos calorías durante tus comidas principales.

5. Por último, pero no menos importante, agua helada

El agua es vital para el funcionamiento normal del cuerpo, no hay duda sobre eso. El cuerpo está compuesto en más del 60% por agua y necesita agua para reemplazar los líquidos expulsados a diario del cuerpo a través de la orina y la sudoración. Además de que el agua, y en especial el hielo, también pueden servir como un refuerzo del metabolismo. Al beber agua fría con hielo el cuerpo necesita más energía para calentar el cuerpo y por tanto, se queman más calorías. Además el agua puede mantener tu estómago satisfecho por más tiempo, puede ayudar a desintoxicar el organismo mediante la eliminación de toxinas malas y puede ayudar a entender cuando se tiene mucha hambre.

Impulsar tu metabolismo con estos consejos puede generar un solo resultado, y esto es, una bajar de peso más rápida.