La natación para bajar de peso

Profesionales dicen que la natación es una buena elección de ejercicio para casi todos, especialmente aquellos que tienen limitaciones físicas o que se encuentren otras formas de ejercicio doloroso.

Es muy buena alternativa, todo el cuerpo aguanta el ejercicio de bajo impacto, especialmente las personas con artritis, los trastornos musculoesqueléticos, o las limitaciones de peso.

El agua ayuda a amortiguar las articulaciones o huesos frágiles que podrían ser heridos por el impacto de los ejercicios de la tierra. Cuando se sumerge hasta la cintura, su cuerpo tiene sólo el 50% de su peso; inmerso en el pecho, es 25% -35%, y en el cuello, el 10%.

Los atletas utilizan el agua para rehabilitarse después de la lesión. Las personas con artritis u otras discapacidades se benefician del uso del agua para mejorar la aptitud y la amplitud de movimiento y para aliviar el dolor y la rigidez.

La natación es también conveniente para las personas con asma, ya que el aire caliente y húmedo (alrededor de la piscina) causa menos irritación a las vías respiratorias.

Los mejores ejercicios cardiovasculares:


Beneficios Fitness


No sólo es fácil nadar, es una gran manera de ponerse en forma.

La natación recluta todos los grandes grupos musculares, incluidos los hombros, la espalda, abdominales, piernas, caderas, y gluteos. Porque el agua ofrece 12 veces la resistencia del aire en cada dirección, realmente ayuda a aumentar la fuerza.

Es cardiovascular y fortalece al mismo tiempo, y no son muchos los ejercicios que lo logran.

¿La natación puede ayudarte a perder peso?


Hay algunas interrogantes acerca de la eficacia de la natación en la quema de calorías.

La investigación realizada en la natación puso de manifiesto que la pérdida de peso parece más difícil, la teoría es que la sumersión del agua inicia un complejo que gatilla la disminución de la tasa metabólica, y con una menor tasa metabólica, el cuerpo utiliza menos calorías para mantener la función normal.

Si bien estas explicaciones necesita más investigación, tambien se dice que la natación puede ser una bendición para la pérdida de peso - si usted sigue los mismos principios que con cualquier otro ejercicio, y se desafía a si mismo.

Los entrenadores de natación tienen muchas historias de éxito de clientes obesos que perdieron peso después que comenzaron a ejercitar en el agua, por lo que sin duda es posible bajar de peso nadando, pero no necesariamente más rápido que con otro ejercicio.

Cómo empezar

Si usted está listo para empezar, expertos en salud recomiendan conseguir un entrenador de natación o unirse a un grupo de natación en su área.

Tome en cuenta:

Conseguir un buen ritmo de movimiento y respiración puede ser difícil durante su primera vez.

Si usted es un principiante, comience lentamente. Trate de nadar durante 10 minutos. Luego aumente hasta 30 minutos, tres a cinco veces a la semana. Incluya un calentamiento y un enfriamiento.

No hay más que una forma de hacer frente a la natación. Antes de que usted se sienta cómodo dentro del agua, usted puede practicar los ejercicios con una plancha, o incluso de pie en el borde de la piscina.

Un traje de baño cómodo y un par de gafas son todo lo que necesitas para empezar.

Mas ejercicios:

Ejercicios para la celulitis
Ejercicios para los triceps
Ejercicios abdominales
Ejercicios para brazos
Ejercicios para pectorales
Los 6 ejercicios mas eficaces
Bicicleta como ejercicio
Pilates
Caminatas
Natacion
Saltar la cuerda